3 cosas que nunca deberías poner en el microondas

¿Qué sucede realmente si el tenedor que usaste para pasar la comida de un recipiente a otro, termina acompañando el plato en el microondas?

Bernie Deitrick, un ingeniero de Consumer Reports, explica qué sucede cuando un objeto de metal se encuentra con un microondas. “La radiación de microondas puede producir un campo eléctrico concentrado en los extremos, esquinas o bordes de objetos conductores”, dice, “que puede calentar el objeto en ese punto, ionizar el aire circundante, o permitir que las chispas salten entre los puntos”.

En lenguaje sencillo: cualquiera de esos efectos puede provocar un incendio en tu horno de microondas.

Para minimizar los riesgos, todos los objetos metálicos deben retirarse de los artículos que estás calentando en el microondas. Nunca uses un recipiente metálico, o platos con decoración metálica, en un horno de microondas. Y, en general, no te quedes al lado del microondas mientras esté funcionando (como no te quedarías cerca de un horno mientras se hornea).

También es buena idea hacer todo lo posible para mantener los siguientes elementos fuera del microondas:

 

Objetos afilados no metálicos

¿Ese sandwich que estás a punto de recalentar está unido con un palillo de madera?

“Cualquier cosa que llegue a un punto puede causar una chispa y un incendio”, dice Tim Jorgensen, profesor asociado de medicina de radiación en la Universidad de Georgetown. Incluso los objetos afilados que no son de metal pueden desencadenar el fenómeno conocido como formación de arco (chispas que vuelan dentro del microondas). Y aunque todos los elementos metálicos son problemáticos, los que terminan en un punto afilado, representan un doble peligro.

Chequeá la comida del delivery antes de presionar Start.

 

Esponjas de cocina sucias

Las esponjas de cocina, especialmente las que se limpian en el microondas, se encuentran entre los mejores lugares de la casa para albergar bacterias patógenas y fomentar el crecimiento de microbios.

Y mientras que el tratamiento con microondas, el calor, es sin duda un método efectivo para matar bacterias en las esponjas, probablemente no las mate todas, según Markus Egert, profesor de medicina y ciencias de la vida, Instituto de Medicina de Precisión, Microbiología e Higiene del Grupo de la Universidad Furtwangen en Alemania, y autor de un estudio sobre este tema.

“Las bacterias restantes crecen de nuevo y se vuelven resistentes con el tiempo, y estas bacterias resistentes podrían ser más dañinas para los humanos”, dice Egert a CR.

Si limpiás esponjas en el microondas, Egert dice que lo mejor es humedecerlas primero en agua jabonosa, agregando que no deben limpiarse las esponjas de esta manera más de un par de veces antes de tirarlas.

Tu mejor opción es comprar una esponja nueva.

 

Huevos con su cáscara

Cocinar huevos enteros en el microondas es más rápido que hervirlos en el fuego, pero el tiempo ahorrado puede no valer la pena.

Los huevos pueden explotar en el microondas, e incluso después de haberlos sacado. Esto te pone en riesgo de una quemadura. E incluso puede ser un peligro para su audición.

En una conferencia reciente de la Acoustical Society of America, investigadores de Charles M. Salter Associates, un laboratorio de acústica en San Francisco, presentaron sus hallazgos sobre la explosión de los huevos. En una prueba de casi 100 huevos, 28 explotaron con un rango de presión de sonido de 86 a 133 decibelios desde aproximadamente 0.30 metros de distancia. Como contexto, 108 decibeles es la presión sonora que podés experimentar en un concierto de rock.

Por supuesto que el ruido de un huevo explotando dura solo unos pocos milisegundos, mientras que un concierto te expone a altos decibeles durante un período prolongado. Y el daño a la audición es menos preocupante que el riesgo de quemarte por la salpicadura de la yema caliente.

Aún así, cuando se trata de huevos duros, es mejor hacerlo al estilo de la vieja escuela.

Vía

Powered by WPeMatico

Autor entrada: admin

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *